WILLIAM COLE

Cuenta la historia que William Cole, muy bueno para la comida sana y natural, llegó a Chile a finales de los 90 en busca de tierras para producir las mejores frutas de exportación. Pero fue en esa búsqueda, cuando por casualidad conoció y se enamoró del Valle de Casablanca.

Entonces, para quedarse a vivir allí no le quedó otra alternativa que cambiar las frutas de exportación por viñedos de los cepajes que gustan del frío y sus vinos finos.
William hoy está radicado en Casablanca, dedicando su tiempo al campo y sus viñedos. Además sus servicios de maquila (como se le llama a la vinificación y embotellado a terceros) se han posicionado de maravilla en este valle con muchos viñedos y muy pocas bodegas.

Con su arquitectura americana, imponente y ordenada, William Cole es una hermosa alternativa para visitar. Tiene bodegas pequeñas pero funcionales, las mismas que hacen dormir a esos vinos atípicos para un valle de frío prestigio: los tintos. Hay muy buenos comentarios hacia sus pinot noir y cabernet sauvignon.