TABALÍ

Está ubicada en el medio de una quebrada cuyo relieve sirve de muralla natural en las proximidades del Valle del Encanto. El fundo en que se emplaza fue adquirido por Guillermo Luksic en 1992, realizándose las primeras plantaciones al año siguiente. El 2002 se hicieron las primeras vinificaciones en Santiago.

El Valle del Encanto es un lugar mágico, donde ceremonias y rituales se elevaban hacia lo sobrenatural y donde confluyen la historia y herencia de pueblos antiguos. Su leyenda colonial y preciosos vestigios de las culturas Molle y Diaguita dan prueba de su místico modo de vida, con la presencia de Arte Rupestre a través de Petroglifos, Pictografías y Piedras Tacitas.

Estos pueblos originarios entregan un referente que Viña Tabalí recoge como propio y un encanto que se propone capturar en la producción de cada uno de sus vinos.

La bodega de Viña Tabalí fue diseñada y construida para rememorar la forma de vida de la cultura Molle. Estos antepasados del norte chileno vivían en el fondo de las quebradas para protegerse del intenso calor y proveerse de agua, vegetación y sombra. Levantada en plena quebrada, la bodega se integra naturalmente al entorno y las cubas de acero se recortan contra los cerros y su vegetación.