PÉREZ CRUZ

Don Pablo Pérez Zañartu, destacado empresario y hombre público chileno, adquiere el fundo Liguai de Huelquén, ubicado en el valle de Maipo Alto, el que cuenta con excelentes condiciones de suelo y clima para la producción de vinos de calidad. Doña Mariana Cruz Costa y sus once hijos dieron origen al proyecto Viña Pérez Cruz en memoria de quien fuera su fundador.

Las modernas instalaciones de la Viña Pérez Cruz se reflejan en la arquitectura de su bodega de 6.000 metros cuadrados, construida por el arquitecto José Cruz Ovalle.

Una bodega espectacular, que muestra la filosofía de los propietarios y todos los que trabajan allí: una vitivinicultura apegada a la naturaleza, casi orgánica, amigable con la materia prima: la uva. Nobles barricas de roble francés y modernas cubas de acero inoxidable, laboratorios, planta de embotellado e instalaciones de última generación garantizan que la uva será tratada en la mejor forma posible.

Todo en Pérez Cruz muestra la unión entre la técnica y la naturaleza. La bodega, con un diseño cuyas columnas imitan las ramas curvadas de los árboles y arbustos de la zona. Las vides, 140 hectáreas en total, tratadas casi en forma orgánica, con cepas como Cabernet Sauvignon, Côt, Merlot, Carménère y Syrah, junto a dos hectáreas de Petit Verdot.

La filosofía de la Viña Pérez Cruz es combinar la tradición con la última tecnología, para sacar lo mejor de los granos de uva, conservando las características que les da el terroir.