EMILIANA

El predio de Casablanca cuenta con 117 Has dedicadas al cultivo orgánico, mientras que Cordillera cuenta con 32 Has. Los viñedos son refrescados por la neblina matutina y la brisa del Pacífico. Estos poseen suelos altamente permeables, principalmente francos, arenosos y con escasa materia orgánica.
En estos viñedos nacen principalmente Sauvignon Blanc y Chardonnay, aunque también podemos encontrar cepas como: Merlot, Syrah y Pino Noir.

En un recorrido por los viñedos, los turistas se adentrarán en el manejo orgánico que hay detrás de este singular proyecto vitivinícola. El vino orgánico es aquel que se elabora con la levadura nativa de la uva, es decir, no se utilizan productos químicas, sintéticos, fertilizantes, pesticidas y herbicidas. Además este vino debe estar certificado internacionalmente como orgánico por un Organización oficial.

Cuenta con el Centro de Degustación y Venta de Viñedos Orgánicos Emiliana, con un edificio que se divisa desde la carretera y que está literalmente al medio del viñedo, rodeado por parras con manejo orgánico y biodinámico.

En su estadía los visitantes podrán iniciarse en el mundo de la cata, recorrer los viñedos y aprender la revolucionaria técnica de agricultura orgánica y biodinámica que se aplica en los viñedos; degustar y comprar, a precios especiales, las diferentes líneas que Emiliana produce.