CASA MARÍN

Viña Casa Marín está ubicada en el pueblo de Lo Abarca, a sólo 4 km. del Océano Pacífico. Fue fundada por María Luz Marín, ingeniero-agrónomo enólogo y empresaria, quien es actualmente la única mujer chilena fundadora y dueña de un viñedo.

La viña ha sido considerada como una de las “más radicales” del país, dado las principales características de la zona, como lo son las neblinas matinales (invierno y primavera), los fuertes vientos debido a la cercanía del mar, y las temperaturas frías durante la época de crecimiento y maduración de las uvas. Estas condiciones extremas permiten a la parra expresar los más finos caracteres y aromas.

Para capturar la esencia de Lo Abarca, María Luz desarrolló un proyecto visionario cuyo objetivo fue la creación de una gama de vinos ultra Premium. Con este fin, plantó en el 2000 las primeras 25 hectáreas de viñedos con variedades tales como Pinot Noir, Sauvignon Blanc, Sauvignon Gris, Gewurztraminer y Riesling.

Viña Casa Marín es el resultado del esfuerzo de viticultores y enólogos chilenos y estadounidenses, quienes han contribuido con sus conocimientos para obtener las características más puras y auténticas de cada una de las variedades plantadas.

En Marzo de 2005 la Viña Casa Marín inauguró nuevas instalaciones. El nuevo edificio de estilo colonial alberga una sala de ventas, nuevas oficinas, un laboratorio y una bodega de vinificación boutique con capacidad para vinificar 130 mil litros para el desarrollo de vinos premium.

La elaboración de los vinos de Viña Casa Marín es un proceso que conlleva una lenta y equilibrada maduración de las uvas, mezclándose con lo más moderno de la tecnología vitivinícola. Esto les permite obtener vinos blancos de mucha frescura y de aromas únicos, al igual que tintos elegantes y de mucha complejidad, muy frutosos, y de carácter fuerte pero delicado.