« Volver a 'Argentina y sus Vinos'

TURISMO ENOLOGICO EN ARGENTINA

Argentina es un lugar especial para disfrutar del turismo enológico (también llamado "Turismo de Bodegas" o "Turismo del Vino"). Cuando algún turista piensa en ciudades como Mendoza y sus alrededores (como Luján de Cuyo y Maipú, entre otras localidades); más al sur en San Rafael; o localidades de otras provincias como en San Juan, Chilecito (La Rioja), Cafayate (Salta) y Gral. Roca (Río Negro); sin duda entre sus expectativas existe la posibilidad y el deseo de conocer sobre el vino, su historia, sus bodegas y viñedos, y para los grandes conocedores apreciar el color, aroma y sabor de los afamados vinos de producción local.

En un principio las bodegas ubicadas en las provincias de Mendoza y Salta se destacaban para albergar a visitantes y turistas que visitaban la zona, pero actualmente provincias como Río Negro, San Juan y La Rioja también están capacitadas para recibir cordialmente a cualquier interesado en la industria vitivinícola.

La vid, que se transformó en una de las principales actividades económicas de estas atractivas regiones, se comenzó a cultivar desde el siglo XVI. Con el tiempo fue encontrando, sin duda, un terreno propicio para su desarrollo, en un principio en forma artesanal, y luego, con el paso del tiempo, industrializándose en su elaboración.

Mendoza (Región de Cuyo)
Mendoza es, sin duda, el corazón de la viticultura argentina, donde más de 550 bodegas superan el 60% de los vinos producidos en el país. A través de Wine Tours & Events usted podrá conocer bodegas de gran producción, con altos niveles tecnológicos y a la vez visitar pequeñas cavas atendidas por sus dueños. Disfrutará el paisaje de hermosos viñedos al pie de la Cordillera y se sorprenderá con el contraste entre el acero inoxidable y la calidez de los tradicionales techos de caña. Una experiencia inigualable, que podrá vivir en cualquier época del año.

Valle Central
Recorriendo sus bodegas encontraremos distintos sitios históricos que marcan la estrecha relación entre esta región y el prócer argentino más importante, Don José de San Martín. Esta zona posee la mayor extensión de viñedos de Mendoza y desde hace algún tiempo vive una importante reconversión de sus uvas y bodegas hacia la producción de vinos de alta calidad. Emplazada en los alrededores de la Ruta Nac. Nº 7, que une Buenos Aires a Mendoza, es paso obligado de todos quienes se acerquen a visitar la Provincia.

Centro - Oeste
Ubicada a pocos kilómetros de la ciudad de Mendoza, esta región concentra un gran número de bodegas abiertas al turismo y una importante cantidad de museos y sitios históricos que lo acercarán al pasado la vitivinicultura argentina, junto a la más moderna tecnología al nivel de las mejores regiones vitícolas del mundo.
Departamentos: Godoy Cruz, Guaymallén, Luján de Cuyo y Maipú
Algunas bodegas: Escorihuela, Santa Ana, López, Trapiche, La Rural, Finca Flinchman, Cruz de Piedra, Dolium, Chandon, Etchart, Norton, Cabrini, Viniterra, Lagarde, Viña Amalia, Alfredo Catena, Domaine Vistalba, Luigi Bosca - Leoncio Arizu, La Agrícola, Nieto Senetiner, etc.

Valle de Uco
En los últimos años, esta zona ha visto la implantación de una gran superficie de viñedos por parte de las más importantes bodegas argentinas y también numerosos inversores extranjeros (franceses, italianos, españoles, norteamericanos, holandeses y chilenos, entre otros). La elección no ha sido casual. Situado al pie de la Cordillera de Los Andes, con un paisaje inigualable y con altitudes promedio superiores a los 1000 metros, el Valle de Uco es un lugar ideal para la producción de uvas y vinos de altísima calidad.
Departamentos: Tupungato, Tunuyán y San Carlos.
Algunas bodegas: Salentein, Lurton, Clos de los Siete, Andeluna.

Sur de Mendoza
San Rafael cuenta con numerosas bodegas, algunas de gran tradición, ideal para degustar vinos y espumantes de reconocida calidad. Es la segunda región en importancia luego de la Centro - Oeste.
Departamento: San Rafael.
Algunas bodegas: Balbi, Bianchi, Suter, etc.

San Juan (Región de Cuyo)
En San Juan, la vitivinicultura se desarrolla principalmente en el Valle del Tulum y en menor proporción en los valles de Zonda y Ullum. La variedad predominante es la Cereza, uva rosada de múltiple propósito ya que se destina a elaboración de jugos concentrados y de vinos, generalmente vinificada en blanco y también para el consumo en fresco y elaboración de pasas. Las variedades tintas ocupan una superficie menor.

En los últimos años los productores sanjuaninos han efectuado marcados progresos en el rumbo cualitativo tomado por la vitivinicultura del país. Se han implantado aproximadamente 2.000 hectáreas conducidas, en partes iguales, en espaldera alta y parral con variedades de alta calidad enológica. En los viñedos existentes se ha mejorado el manejo del cultivo.
Otro hito importante lo constituye la adopción de tecnología de punta, lo que les permite actualmente elaborar vinos finos de muy buena calidad.
Bodegas: Viñedos Santiago Graffigna, Franelco S.A

Salta (Región Noroeste)
Es común al visitar las zonas turísticas de Salta, encontrar ventas de "vinos regionales" entre los que se destacan los pateros dulces y secos, y el licor de mistela, elaborados preferentemente por bodegas artesanales de los Valles Calchaquíes.

En la Bodega Don Andrés de Animaná, la especialidad es el vino de mistela o "de misa", en alusión al uso que le dan los sacerdotes católicos en las celebraciones dominicales, que podría describirse como el primer jugo de la uva que se almacena por meses en toneles para su fermentación y luego, otros meses para su estacionamiento. Es un vino de postre, muy dulce y "entonador". Nadie puede pasar por Salta sin probar una copita de mistela, un vino único, regional, frutado y delicioso que embriaga con su perfume inconfundible.

Valles Calchaquíes
Las bodegas más importantes están ubicadas al sur de esta región y hacia el norte, la producción de vinos es más regional y los volúmenes de producción son menores. Sin embargo, la vitivinicultura se abre paso entre otros cultivos provinciales, gracias a su creciente prestigio nacional e internacional por la gran calidad de las uvas que hacen famosos a los vinos calchaquíes.
Bodegas: La Banda, La Rosa (Michel Torino), Etchart, Domingo Hermanos, Nanni, Peñalba Frias (Lavaque), San Pedro de Yacochuya (Arnaldo Etchart), Cavas de Santa María, Los Parrales, Don Andrés Artesanal, Bodega Miralpeix y La Bodega de Dávalos.

La Rioja (Región Noroeste)
La zona vitivinícola más importante de la provincia está ubicada en los Valles de Famatina, al oeste de la provincia, entre el Maciso de Velasco al este y el nevado de Famatina al oeste.
La región de los Valles de Famatina posee condiciones óptimas para el cultivo de la vid: más de 1.100 mts. sobre el nivel del mar; suelos aluvionales con textura franca a franca-arenosa; baja humedad ambiente, solo 150 mm. de precipitaciones anuales, alta luminosidad y una amplitud térmica promedio, en época estival, que va de los 35° C durante el día y desciende a 17° C por las noches. Todo esto favorecido por la orientación Sur - Norte de los cordones montañosos que evita que los primeros y los últimos rayos solares incidan directamente sobre las vides.

Catamarca (Región Noroeste)
Pueden distinguirse dos áreas: la occidental y la del Valle de Catamarca u oriental. El Valle de Catamarca tiene precipitaciones anuales de aproximadamente 400 mm, los suelos son profundos, francos o limo-arenosos, las temperaturas estivales son elevadas. El oeste es más fresco, con precipitaciones anuales inferiores a 200 mm, distribuidas principalmente en el período estival. Los suelos son bastante homogéneos, de textura media y fina, pobres en materia orgánica, calcáreos y en general, poco salinos. Existe un neto predominio de las variedades rosadas y blancas de vinificar. En el área occidental, el departamento Tinogasta, tiene prácticamente el 70% de la superficie vitícola de la provincia, dedicándose a la producción de uvas para consumo en fresco y para vinificar, con las que se elaboran vinos regionales. Aquí se concentra la mayor cantidad de bodegas de la provincia de Catamarca, que producen casi el 77% de la producción.

Río Negro (Patagonia)
Concentra la mayor superficie vitícola de la región. Se trata de un valle ubicado desde Chichinales hasta Confluencia, sobre las márgenes del curso inferior de los ríos Limay y Neuquén. Comprende los departamentos de General Roca en la provincia de Río Negro y de Confluencia en la provincia de Neuquén. Es el área vitícola de mayor importancia en la región sur. Por sus condiciones climáticas esta sub-región es muy apta para la vitivinicultura.
Por cuanto el clima es más frío que en las otras regiones, los mostos se caracterizan por un mayor contenido de acidez que incluye una elevada proporción de ácido málico y menor riqueza azucarina.