« Volver a 'Viajes Programados'

CAFAYATE - ARGENTINA

A unos 1.500 metros sobre el nivel del mar y a 25º de latitud sur se ubican una serie de valles profundos llamados "Valles Calchaquíes". Esta región de singular belleza se esparce en tres provincias de la República Argentina: Salta, Tucumán y Catamarca. La ciudad de Salta es la capital de la provincia del mismo nombre.

Cafayate, su ciudad más famosa en el mundo del vino, es el epicentro de la zona. Dueña de uno de los paisajes más impactantes de Argentina, concentra la mayor proporción de viñedos y bodegas de la región. Tiene un estilo entre colonial y barroco de fines del siglo XIX.

La majestuosa Quebrada de las Conchas, los médanos, la iglesia y las bodegas identifican a Cafayate. La ciudad está rodeada por un cinturón de viñedos y sus bodegas ofrecen circuitos donde no puede faltar el inconfundible Torrontés.
La "tierra donde vive el sol" tal como se la conoce a Cafayate, está a 186 kilómetros de la ciudad de Salta.

El microclima de la zona es muy especial, por tratarse de valles muy elevados entre cordones montañosos. Es un clima muy apto para el cultivo de la vid. Con una temperatura media anual de 15ºC, notables amplitudes térmicas y veranos largos. La ausencia de cualquier tipo de contaminación brinda al cielo una claridad asombrosa que se suma a los más de 300 días de sol al año.

La combinación de suelos ligeramente salinos, un sol infalible en una atmósfera de gran pureza y sanidad configuran un oasis donde se da en plenitud un cepaje de excepcional nobleza. En este lugar de ensueño, colonizadores españoles implantan las primeras vides, que pronto adquirieron justificada fama, por los excelentes vinos a que dieron origen. El gran hallazgo varietal de Cafayate se dio a principio de siglo con la introducción de la cepa Torrontés originaria de Rioja (España) donde posteriormente desapareció. Se adaptó a los suelos de Cafayate produciendo la mágica simbiosis que da origen a vinos únicos.

El Torrontés de Cafayate está considerado como uno de los grandes vinos de Argentina y del mundo según reconocidos premios obtenidos en diferentes catas mundiales.

La magia de sus paisajes, su antiquísima historia anterior a la colonia y la impronta de ésta junto con la notable adaptación de variedades como el Torrontés convierten a esta región en un paraíso de la vitivinicultura mundial.
El Departamento de Cafayate es la perla de los Valles Calchaquíes y se encuentra al sur de la Provincia de Salta a 1.683 mts. sobre el nivel del mar. Cuenta con una superficie de 1,820 Kms. cuadrados, es decir el 1,2% de la superficie de la Provincia de Salta.

El cultivo de la vid fue introducido por los Jesuitas en el siglo XVIII en la región del Valle Calchaquí, principalmente en Cafayate. Su privilegiada ubicación geográfica y climática facilitó la creación de bodegas, dando lugar a una industria vinícola en potencia, desde la segunda mitad del siglo XIX. Con el pasar de los años se transformó en un gran polo de desarrollo y se crearon un sin número de bodegas. En estas tierras madura la cepa de torrontés, vino blanco que se distingue por su intenso aroma y sabor frutado. Esta variedad fue traída de España y ha alcanzado una expresión única en suelo salteño, convirtiéndose en la uva blanca insignia de Argentina.
Además de la mencionada cepa Torrontés, las cepas tintas ocupan más del 55 % de la superficie total cultivada. Se destacan entre ellas el Cabernet Sauvignon, Malbec, Bonarda, Tannat, Syrah, Barbera y Tempranillo. De la superficie cultivada, el 95% corresponde a uvas destinadas para vino fino.

Son varios los establecimientos donde se puede disfrutar de diversas experiencias, como los tratamientos SPA, recorrido de viñedos, cata de vinos y otras exquisiteces regionales, vinculadas a lo que se ha denominado en muchos casos como “Rutas alimentarias”, propias de un turismo gourmet, rodeado además por un entorno natural de excepción, lo que hará de esta estadía un evento inolvidable.
Las bodegas más importantes de los Valles Calchaquíes están ubicadas al sur de esta región. Hacia el norte, la producción de vinos es más regional y los volúmenes de producción son menores. Sin embargo, la vitivinicultura se abre paso entre otros cultivos provinciales, gracias a su creciente prestigio nacional e internacional por la gran calidad de las uvas que hacen famosos a los vinos calchaquíes.

Sus principales bodegas son:

LA ROSA DE MICHEL TORINO
Fundada por David y Salvador Michel en 1892. Recibe más de 50.000 turistas por año, desde Francia, Alemania, Estados Unidos, Escandinavia y países vecinos. Sus viñas han sido plantadas en 1956 y en su mayoría han sido importadas de Italia y Francia.

ARNALDO ETCHART
Esta tradicional familia está asociada al vino desde el año 1850. En 1938, fundan la Bodega La Florida haciéndose cargo directo de ésta. Luego, Arnaldo Etchart le cambia el nombre, colocándole el apellido de la familia, y con el paso del tiempo sus vinos se convirtieron en uno de los más distintivos de Cafayate.

SAN PEDRO DE YACOCHUYA
Arnaldo Etchart, conjuntamente con su hijo Marco, organizó en 1999 una nueva bodega, denominada San Pedro de Yacochuya. Está apenas a 8 km. de la ciudad de Cafayate, tiene 14 hectáreas diseminadas en las laderas de la pre cordillera salteña. De la mano de Michel Rolland y de un terroir único y privilegiado, proviene el San Pedro de Yacochuya, un Malbec con toque de Cabernet Sauvignon de gran personalidad, complejo, de color intenso y una corpulencia exuberante.
Se trata de un paraje a 2.035 metros sobre el nivel del mar y equivale a un terroir deslumbrante.
Bendecido por esa mágica confabulación de virtudes terrestres y climáticas que engrandecen al más patrio de los cepajes tintos: el Malbec. Lo prueban los elevados puntajes con los cuales la exigente Wine Spectator ha calificado sus vinos.
Los tintos de Yacochuya se han convertido en pocos años en todo un exponente de la enología argentina.

Valor: Los valores se dan al momento que usted nos cotiza de acuerdo al programa elegido o al que usted quisiera armar de acuerdo a sus intereses.